Estar Bien
Síganos en Facebook
Síganos en Twitter
Twitter
Compartir
|
Herramientas
Portada / Aero Yoga
Almudena Fernández / estar bien
sábado, 30 de diciembre de 1899 / 0:00
Tiene efecto anti-estrés, rejuvenecedor y ayuda a rehabilitarse al dejar de regirse por las leyes de la gravedad
Las últimas tendencias en yoga pasan por practicarlo en el aire; es el aero yoga o yoga swing, como se conoce en Nueva York, donde surgió en 2006. Consiste en realizar yoga en una especie de trapecios o columpios, que penden del techo y soportan el peso del cuerpo.

Rafael Martínez, director de Espacio Creativo de Madrid (www.aeroyoga.es) y quien importó esta modalidad a España hace un año, explica a Estar Bien que el aero yoga se practica en dos niveles: el nivel uno en el que el cuerpo está en contacto con el sueño y el nivel dos en el que se trabaja en ingravidez.

El nivel uno pueden practicarlo personas con movilidad reducida, hernias discales, fibromialgia, operaciones quirúrgicas o luxaciones. Además, hay clases específicas para diferentes edades, incluidos los niños y los mayores de 65 que "superan con creces en actitud físico-mental a los más jóvenes", señala Martínez.

En el nivel dos, pueden realizarsedesde las posturas básicas hasta acrobacias como las que se pueden ver en el circo, "eso sí, colgados cerca del suelo", puntualiza el monitor.

Rehabilitación en el columpio

"Cuando usas el columpio como apoyo, el cuerpo se suelta, ya que deja de regirse por las leyes de la gravedad, y así puedes, por ejemplo, abandonar la cadera en el columpio, para conseguir una hipertensión lumbar que, sin él, sería peligrosa para muchas personas", relata.

También se pueden trabajar articulaciones como la rodilla o la cadera-columna, apoyando sólo el tronco y la cabeza y dejando flotar las caderas y las piernas, con lo que la sensación sería similar a la flotación en el agua. Asimismo, asegura que han formado en esta técnica a profesionales de la osteopatía y de la fisioterapia que aplican el columpio en sus clínicas.

Además del aero yoga, también está adaptado al columpio el pilates, creando así el aero pilates, que utiliza una técnica independiente de la del yoga. Esta modalidad permite más estiramientos y un incremento de la fuerza del cuerpo en relación al pilates tradicional.

En cuanto a los beneficios para la salud de ambas técnicas, Rafa Martínez asegura que "son muchos", aunque le gusta hacer hincapié en dos: su poder anti estrés y anti edad.

Con las posturas boca abajo se obtiene un efecto masaje sobre la columna, médula espinal, aparato digestivo y cardiaco y un efecto drenaje linfático y circulatorio.

"Es muy poco invasivo a nivel articular, así que obtendremos beneficios casi inmediatos en articulaciones de rodillas, cuello, hombros y caderas", explica. Así, 15 minutos de este ejercicio equivalen a cuatro horas de sueño, pues boca abajo se combate la tensión a través de un efecto de sedación, asegura Martínez..

A nivel estético, se practica yoga facial también con estas posturas, que "contrarrestan los efectos de la edad y la gravedad. Al darle la vuelta al rostro y a la piel del cuerpo, ésta se tonifica y rejuvenece", recalca Martínez para añadir que el óvalo facial, las arrugas, las mejillas caídas y la papada se benefician y mejoran rápidamente.

Comentarios de esta Noticia


Para poder comentar una noticia es necesario estar registrado.
Regístrese o acceda con su cuenta.
Publicidad

Twitter