Estar Bien
Síganos en Facebook
Síganos en Twitter
Compartir
|
Herramientas
Portada /
El mejor aliado para la flora intestinal del niñoMantén la flora intestinal de tu hijo en buen estado
sábado, 30 de diciembre de 1899 / 0:00
Los simbióticos combinan las propiedades de los prebióticos y los probióticos para recuperar el equilibrio intestinal
Los simbióticos son el mejor aliado para recuperar el equlibrio intestinal
La flora intestinal es el conjunto de bacterias que habitan en nuestro sistema digestivo. Consiste en un ecosistema complejo, formado por más de 400 especies de bacterias, que participan en muchas funciones esenciales del aparato digestivo así como de regulación de las defensas del organismo.

En los recién nacidos esta microflora es inexistente pero empieza a formarse inmediatamente después del parto. Posteriormente sigue desarrollándose a través del contacto con el exterior, mediante la ingesta de alimentos, el contacto con objetos o a través de la respiración.

Las funciones que desempeña la flora intestinal son esenciales para que nuestro cuerpo funcione bien, y durante los primeros años de vida resulta de gran relevancia para el óptimo desarrollo y crecimiento del niño.

Funciones

La flora intestinal desempeña funciones muy importantes en el sistema digestivo, entre las que destacan tres funciones: la metabólica, ya que participa en la síntesis de vitaminas y en la absorción de iones (calcio, magnesio y hierro) y promueve la digestión de los alimentos para obtener energía y nutrientes, además de eliminar los compuestos tóxicos; la función trófica, ya que interviene en el desarrollo del sistema inmunitario del organismo; y la función protectora, ya que ejerce el efecto barrera, evitando la proliferación de microorganismos patógenos y ofreciendo protección frente a sustancias tóxicas.

Si se rompe el equilibrio de la flora intestinal se alteran las funciones esenciales que desempeña, repercutiendo en la salud del organismo.

Alteración de la flora

Hay muchos factores que pueden alterar el funcionamiento gastrointestinal como, por ejemplo, diarreas de diversa etiología, infecciones por contacto con nuevos virus y bacterias al empezar la escolarización, tratamientos con algunos medicamentos, como el caso de los antibióticos, y alimentación inadecuada.

Durante estos procesos es habitual que ocurra un trastorno de la función digestiva, debido a pequeñas alteraciones en la mucosa intestinal y a modificaciones en la microflora bacteriana.

Si se pierde el equilibrio de la flora intestinal se altera la capacidad de absorción de nutrientes y los mecanismos de defensa del tracto digestivo, factores esenciales para el correcto crecimiento y desarrollo durante la infancia.

Para restablecer el equilibrio, los complementos nutricionales a base de probióticos y prebióticos ayudan a conseguir una recuperación más rápida y efectiva de estas alteraciones.

Hábitos

La alimentación de la madre durante la gestación, el tipo de parto y la alimentación de los primeros años de vida influyen en la cantidad de colonizadores de nuestro tracto intestinal, y en la cantidad de bacterias beneficiosas que forman parte de la microflora.

Sin embargo, algunas conductas comunes en el ritmo de vida actual, pueden alterar las características de estos necesarios inquilinos. Cuando nuestra flora intestinal se ve alterada, la consecuencia inmediata es la ralentización de nuestro tránsito intestinal.

Un recorrido normal de los alimentos por nuestro aparato digestivo debería concluir en unas 72 horas. Sin embargo, esta hinchazón provoca en quienes la sufren una sensación de pesadez que reduce su calidad de vida y que se suele acompañar de otros problemas como el estreñimiento o la defecación dolorosa.

Los simbióticos

Symbioram®, de Laboratorios Ordesa, es un complemento nutricional simbiótico, es decir, que combina prebióticos y probióticos en su composición, permitiendo sumar las propiedades beneficiosas de ambos sobre la microflora intestinal.

La importancia de combinar probióticos y prebióticos en un mismo producto radica en que se complementan entre sí, ya que los prebióticos se convierten en el alimento de los probióticos, favoreciendo así su reproducción y supervivencia en la flora intestinal.

Por esta razón, el efecto conjunto de ambos productos es más efectivo que su administración por separado.

Sybioram® está recomendadoen caso de trastornos que alteren el equilibro de la flora intestinal, como son las diarreas de diversa etiología, infecciones, tratamientos con antibióticos y trastornos de la alimentación.
La flora intestinal desempeña funciones muy importantes en el sistema digestivo, entre las que destacan tres funciones: la metabólica, ya que participa en la síntesis de vitaminas y en la absorción de iones (calcio, magnesio y hierro) y promueve la digestión de los alimentos para obtener energía y nutrientes, además de eliminar los compuestos tóxicos; la función trófica, que interviene en el desarrollo del sistema inmunitario del organismo; y la función protectora, que ejerce el efecto barrera, evitando la proliferación de microorganismos patógenos y ofreciendo protección frente a sustancias tóxicas.

Si se rompe el equilibrio de la flora intestinal se alteran las funciones esenciales que desempeña, repercutiendo en la salud del organismo.

¿Qué es la flora intestinal?

La flora del intestino es un conjunto de bacterias que habitan en nuestro sistema digestivo. Consiste en un ecosistema complejo, formado por más de 400 especies de bacterias, que participan en muchas funciones esenciales del aparato digestivo así como de regulación de las defensas del organismo.

En los recién nacidos esta microflora es inexistente pero empieza a formarse inmediatamente después del parto. Posteriormente sigue desarrollándose a través del contacto con el exterior, mediante la ingesta de alimentos, el contacto con objetos o a través de la respiración.

Un correcto funcionamiento de la flora intestinal será fundamental para el óptimo desarrollo y crecimiento del niño.

Alteración de la flora

Hay muchos factores que pueden alterar el funcionamiento gastrointestinal como, por ejemplo, diarreas de diversa etiología, infecciones por contacto con nuevos virus y bacterias al empezar la escolarización, tratamientos con algunos medicamentos, como el caso de los antibióticos, y alimentación inadecuada.

Durante estos procesos es habitual que ocurra un trastorno de la función digestiva, debido a pequeñas alteraciones en la mucosa intestinal y a modificaciones en la microflora bacteriana.

Si se pierde el equilibrio de la flora intestinal se altera la capacidad de absorción de nutrientes y los mecanismos de defensa del tracto digestivo, factores esenciales para el correcto crecimiento y desarrollo durante la infancia.

Los simbióticos

Symbioram®, de Laboratorios Ordesa, es un complemento nutricional simbiótico, es decir, que combina prebióticos y probióticos en su composición, permitiendo sumar las propiedades beneficiosas de ambos sobre la microflora intestinal.

La importancia de combinar probióticos y prebióticos en un mismo producto radica en que se complementan entre sí, ya que los prebióticos se convierten en el alimento de los probióticos, favoreciendo así su reproducción y supervivencia en la flora intestinal.

Por esta razón, el efecto conjunto de ambos productos es más efectivo que su administración por separado.

Sybioram® está recomendado en caso de trastornos que alteren el equilibro de la flora intestinal, como son las diarreas de diversa etiología, infecciones, tratamientos con antibióticos y trastornos de la alimentación.

Hábitos

La alimentación de la madre durante la gestación, el tipo de parto y la alimentación de los primeros años de vida influyen en la cantidad de colonizadores de nuestro tracto intestinal, y en la cantidad de bacterias beneficiosas que forman parte de la microflora.

Cuando ésta se ve alterada, la consecuencia inmediata es la ralentización de nuestro tránsito intestinal. Si hay que recuperar el equilibrio de la flora...

Para reequlibrar la flora de nuestro intestino es necesario aportar al sistema digestivo sustancias que permitan recuperar su funcionalidad, como los probióticos y los prebióticos.

Los probióticos son un suplemento alimentario compuesto por microorganismos vivos que ejercen un efecto beneficioso para la salud del consumidor, siendo los más importantes los Lactobacilos y las Bifidobacterias.

Por su parte, los prebióticos son ingredientes alimentarios no digeribles que promueven el crecimiento y la actividad de las bacterias beneficiosas para el organismo.

Los productos que combinan probióticos y prebióticos en su composición son conocidos como simbióticos, y actualmente ya se han convertido en la forma más moderna y eficaz para recuperar el equilibrio de la flora intestina

Comentarios de esta Noticia


Para poder comentar una noticia es necesario estar registrado.
Regístrese o acceda con su cuenta.
Publicidad

Twitter